Saltar al contenido

Curso de Astrología

Sistema de Interpretación de los Regentes de Casas (SIRC)

Tabla de contenidos

Síntesis

Nuestros conocimientos de las técnicas interpretativas hasta el momento alcanzan a lo siguiente:

SUIPASC

(Sistema Universal de Interpretación de Planeta Aspectado en Signo y en Casa)

Nos permite estudiar cada uno de los diez planetas teniendo en consideración la casa en que se sitúa y los aspectos que recibe.

SUD

(Sistema Universal de las Determinaciones)

Es una técnica muy versátil que nos permite saber hasta que punto un factor astrológico -como por ejemplo un planeta- se encuentra relacionado con otros componentes astrológicos y los atributos que estos representan.

Así por ejemplo, el SUD es el método adecuado para saber en qué medida un planeta influye en una casa y en los significados de esta. Por ejemplo, hasta que grado Júpiter se relaciona con la casa II de una carta astral, teniendo en cuenta varias cosas: si está o no presente en esa casa, si posee aspectos con planetas situados en esa casa, etc.

Hasta el momento hemos usado el SUD con cierta asiduidad para ver en qué medida ciertos planetas se relacionan o se determinan con el yo: por posición en casa I o XII, por regencia o corregencia sobre el AC, por enviar aspectos a planetas presentes en las casas I y XII, por enviar aspectos al regente o al corregente natal, etc.

Sabemos que cuantos más factores de determinación se sumen, mayor será la determinación o relación del planeta con ese significado, que en el caso que mencionábamos era el yo.

Pero no olvidemos, lo cual practicaremos en breve, que el SUD es válido para medir la relación de cualquier factor astrológico con diversas cuestiones: economía, relaciones afectivas, viajes, y todos aquellos temas que se encuentran en el sistema de casas astrológicas.

Especialmente interesante resulta el uso del SUD para determinar hasta qué punto un factor o conjunto de factores astrológicos está relacionado con el yo o bien con el ambiente. Desde luego que no se trata de saber si el “culpable” de algo es el dueño de la carta astral o sus amigos, o su familia, etc. Pero lo que sí es cierto es que existe una ley por la cual el ser humano está en continua lucha dinámica con el medio exterior, al cual desde el ángulo esotérico lo llamamos el macrocosmos.

El macrocosmos o universo grande en lo concreto y cotidiano se le presenta al ser humano en forma de circunstancias ambientales, relaciones humanas, factores sociales y de la comunidad, etc.

Aunque ya sabemos que todo factor externo o ambiental posee un sustrato psicológico interno en el dueño de la carta astral, ello no quita que sepamos diferenciar perfectamente qué componentes astropsicológicos son los propios de las cualidades del yo del individuo y cuáles corresponden a sus amistades, al ambiente que se va a encontrar en los viajes, a los avatares sociales por lo que ha de pasar, a la psicología esencial de las personas más importantes en su vida, etc.

SEDGY

(Sistema de Estudio Dinámico Global del Yo)

Este es el método de esquema mental interpretativo que usamos para definir el “área de determinación hacia el yo”, que es lo mismo que decir el conjunto de cualidades del yo.

SUI

(Sistema Universal de Interpretación)

Aparte de las técnicas anteriores, con el SUI hemos comenzado a delimitar definitivamente los primeros pasos del supermétodo general para interpretar una carta natal. Aquí decimos carta natal y no carta astral, puesto que solo nos estamos refiriendo a la primera, ya que los distintos métodos de interpretación predictiva (tránsitos, revoluciones, progresiones, etc.) se descifran siempre en comparación con la carta natal o carta astral de nacimiento.

Lo anterior significa que en los normalmente llamados sistemas de predicción, que nosotros preferimos denominar estudios de ciclos o ritmos, el SUI se aplica con algunas variantes que en su momento estudiaremos.

Ya para terminar, hay que decir que el SUI es un macroesquema general de interpretación en el cual se van incluyendo de forma ordenada el resto de las técnicas interpretativas.

Inclusión de un nuevo nivel interpretativo:

El Sistema de Interpretación de los Regentes de Casas (SIRC)

Introducción

Hemos titulado a este apartado como inclusión de un nuevo nivel interpretativo y no como la presentación de otra técnica de interpretación. Aunque el SIRC sea una técnica o llave para ir descifrando los arcanos de la carta astral, es todavía mucho más que eso. Cualquier técnica o llave universal que se añade supone el acceder a otro mundo o esfera superior dentro de la traducción o interpretación astrológica. Es lo que podría suponer para la aviación el pasar de los motores de hélice a los de reacción, o de estos a los futuros modelos que se den.

El alumno no ha de preocuparse de que no tener ya un seguro dominio en todos los métodos interpretativos tratados anteriormente (SUIPASC, SEDGY, SUD Y SUI). Quizás esa duda se le pueda presentar en este momento, en el cual estamos introduciendo otro nivel superior. Lo importante en este nivel de curso es entender lo que se explica para cada técnica mediante las bases teóricas y los ejemplos que se van proporcionando. Lo demás lo va a ir dando la práctica.

Hay que tener desde ahora presente que estos sistemas se van dominando con el ejercitamiento, con lo que en los siguientes niveles del curso es donde se van a ir aplicando y fijando perfectamente. De momento es suficiente con entender lo que se explica y, a la vez, equivocarse y dudar cuantas veces haga falta en las prácticas que el alumno haga por su cuenta.

Pretendemos y hemos pretendido dar una exposición general de las grandes técnicas interpretativas, tratándolas con amplitud, pero sabiendo que es en la práctica sobre cartas natales completas como vamos a adquirir la experiencia y la consistencia. Pero antes de entrar en el estudio rico y variado de horóscopos íntegros hemos de tener la base necesaria para poder hacer el seguimiento de los casos completos que más adelante presentemos.

Así, cuando usted vaya oyendo interpretar varias decenas de horóscopos tendrá en sus manos todos los elementos para ir a la par tomando seguridad y exactitud en su interpretación. Pero antes, que es el punto donde nos encontramos, hemos de adoptar un lenguaje técnico sencillo para que dentro del estudio de la Astropsicología o la Astrobiología podamos entendernos.

Desde luego que este paso fundamental que hemos venido desarrollando en algunos momentos puede resultar un tanto frío, pero ya supone un avance a años luz del sistema de “recetarios” casi interminables.

Esperamos cuanto antes entrar en el estudio de las grandes áreas de interpretación astrológica, las cuales por supuesto constituyen el centro de interés del estudiante de Astropsicología: las tendencias sexuales, la planificación material y de negocios, la potenciación de las capacidades internas, la vida de pareja, la educación de los niños, la orientación profesional, la toma de decisiones de cualquier tipo a la luz de la orientación astrológica, etc.

Todos estos temas y muchos más los vamos a ir desarrollando una vez que conozcamos las bases de los principales métodos interpretativos, de los cuales ya hemos tratado unos cuantos.

Pasemos, por tanto, y sin más dilación a investigar en los que todavía necesitamos, pero con la conciencia muy clara de donde venimos, donde estamos y hacia donde vamos en el estudio teórico y práctico de la Astrología.

Utilidad del SIRC

Quizás nos hayamos dado cuenta de que en estos momentos poseemos un déficit insalvable con nuestro actual bagaje de conocimientos. Este vacío se nota fundamentalmente si nos hacemos la siguiente pregunta: ¿cómo interpretar una casa donde no hay ningún planeta?.

El sistema universal de planeta aspectado en signo y en casa (SUIPASC) solo nos sirve para analizar aquellas casas donde se localizan uno o más planetas, por lo cual es evidente que solo nos quedan dos posibilidades: o dejar de interpretar las casas sin planetas o acudir a otro sistema que permita acceder a las casas libres de astros.

Como mínimo en un horóscopo van a haber dos casas sin planeta, puesto que son diez astros y doce sectores terrestres (casas). Por lo general suele haber más de dos casas sin planetas, pues es frecuente que haya más de un astro en algunas de las doce casas.

Las dos soluciones que por ahora vamos a estudiar en relación con las casas libres (sin planetas) son dos:

A.

Interpretar las características del signo zodiacal donde cae la cúspide de la casa que vamos a estudiar.

B.

Interpretar el llamado regente de la casa y corregente de la misma si lo hubiera.

Regente de una Casa

Se define como tal al planeta regente del signo donde se fija la cúspide de la casa.

Es decir, si la cúspide de la casa II se localiza en el Cangrejo, el regente del sector terrestre segundo en este caso es la Luna; si la cúspide de la casa III está en el León, el regente de la casa tercera es el Sol; si la cúspide de la casa IV se localiza en la Virgen, el regente del sector terrestre cuarto es Mercurio; si el signo de la Balanza es el que ocupa la cúspide V, el regente de la quinta casa es Venus; si la casa VI cae en el signo del Escorpión, el regente de esta casa es Plutón y el corregente de la misma es Marte… y así sucesivamente.

Corregente de una Casa

Es el corregente del signo zodiacal donde se sitúa la cúspide de esa casa. Ello por supuesto solo se puede dar en las casas cuyas cúspides caen en los signos del Escorpión, el Aguador y los Peces.

 

Estudio de las Casas libres de planetas 

Introducción

Pasemos ahora a estudiar los dos sistemas mencionados para el estudio de las casas libres, entendiendo como tales a las que no poseen ningún planeta presente en ellas, pero antes hemos de aclarar algo importantísimo.

Aunque el signo zodiacal en la cúspide de la casa y el regente o regentes de la casa son los únicos sistemas para investigar las casas libres, estos dos métodos también los usamos en las casas con planetas (ocupadas). Esto significa que en las casas libres (sin planetas) son las únicas técnicas interpretativas de que disponemos. En cambio, en las casas ocupadas (por planetas) ambos métodos pasan a calidad de complementarios.

Es decir, si en la casa X por ejemplo se localiza Júpiter en la Balanza, la interpretación fundamental la obtenemos del estudio según el SUIPASC: Júpiter en la Balanza en la casa X con sus distintos aspectos recibidos. Pero, además, habríamos de considerar el signo en la cúspide de la casa X (supongamos que la Virgen) y el regente de la casa décima (en ese caso Mercurio). Este es un ejemplo en el cual el planeta situado en la casa está en distinto signo que el que ocupa la cúspide o inicio de la casa (figura G-1).

Figura G-1

En este ejemplo la interpretación fundamental se obtiene a partir del elemento móvil (el planeta) que se localiza en la casa X, el cual aquí es Júpiter; pero también la información proporcionada por el signo zodiacal de la cúspide y por el regente de la casa (Mercurio) son importantes.

De todas maneras, la regla general es:

TIENE MÁS FUERZA SOBRE UNA CASA EL PLANETA (O PLANETAS) PRESENTE EN ELLA QUE EL REGENTE DE ESA CASA.

Dicho de otra manera: es más potente la presencia en una casa que la regencia sobre la misma.

También se puede dar un caso que recoge las dos condiciones, el cual es el más potente en cuanto a determinación del planeta respecto a ese sector terrestre: el planeta regente de una casa está presente en esa misma casa.

Figura G-2

Véase la figura G-2, en la cual la cúspide de la casa XII se localiza en el Carnero y Marte se sitúa en ese sector doceavo.

En este último tipo de ejemplo mencionado se suman dos determinaciones del planeta hacia la casa. La primera determinación es la presencia en la casa y la segunda es la regencia sobre la casa.

El Regente Natal

Es un tipo de regente de casa que ya habíamos utilizado antes de esta explicación sobre el SIRC. Concretamente, el regente natal es el regente de la casa I y el corregente natal, si lo hubiera, es el corregente de la casa I. Se les llama regentes natales porque son los regentes de la primera casa del horóscopo, la cual se relaciona como ya sabemos con el yo consciente del individuo.

En ello tenemos un claro ejemplo de que el sistema de regentes de casas es tremendamente útil, profundo y versátil.

Al planeta regente de la casa II, por ejemplo, no se le da ningún nombre especial como ocurre en el caso del regente de la casa I, sino que sencillamente se le llama regente de la casa II o regente de la II. Lo mismo sucede con todas las demás casas, por lo que la denominación especial de regente natal para el regente de la I es un caso único en el SIRC.

Ahora lo que precisamos es establecer un orden pedagógico para comenzar la utilización del SIRC de la forma más natural posible, pero antes vamos a destinar un pequeño apartado a la interpretación de los signos zodiacales situados en las cúspides de las casas.

El Signo Zodiacal en la Cúspide de la Casa

Este tema tiene un aporte esotérico bastante importante, pues de alguna manera demuestra que en nuestra vida siempre vivimos algún aspecto de cada uno de los doce signos del zodíaco, aunque evidentemente unos resultan más relevantes que otros en cada horóscopo. Ello depende fundamentalmente de la cantidad de planetas que hay en un signo zodiacal pues el planeta, como elemento móvil que es, no hace otra cosa sino revitalizar o dar vida al signo zodiacal en el que se encuentra.

Pero ya hemos dejado claro que los signos donde no hay planetas dejan caer como mínimo su influencia en la casa cuya cúspide reciben. Hay un caso especial que es el del signo que se encuentra interceptado o metido totalmente dentro de una casa, pero que también influye en ese sector terrestre aunque de una manera más oculta.

Veamos ahora qué significado puede tener el signo zodiacal en la cúspide de cada casa, sea el caso de sectores terrestres que albergan planetas o de casas que están libres.

En términos generales podríamos decir que:

EL SIGNO ZODIACAL QUE SE ENCUENTRA EN LA CÚSPIDE DE UNA CASA MARCA EL AMBIENTE GENERAL DE ESA CASA.

Hasta cierto punto se podría entender al signo zodiacal que recibe la cúspide como el indicador del ESCENARIO GENERAL DE ESA CASA.

 

Ejemplos

CÚSPIDE DE LA CASA IV EN EL ESCORPIÓN:

Podríamos hablar de una infancia y el ambiente del hogar paterno profundos, magnéticos, reservados e intensos, teniendo el tema sexual un sentido de despertar y autorrealización. En el sentido desarmónico, significaría misterios escondidos y obscuros en los mismos asuntos, a la vez que reacciones explosivas que suceden después de períodos de falta de comunicación y con sarcasmo. El tema sexual provee de conflictos importantes durante esa parte de la vida.

CÚSPIDE DE LA CASA VI EN EL MACHO CABRIO

El ambiente general del trabajo cotidiano está en relación con la responsabilidad, la seriedad, la voluntad y la planificación a medio y largo plazo. A la vez, la salud se fortalece con el tiempo.

En el lado desequilibrado, el ambiente laboral es seco, materialista, desconfiado, usurero y rutinario. Pueden existir enfermedades leves que se podrían degenerar en crónicas.

CÚSPIDE DE LA CASA VII EN LA BALANZA

El ambiente matrimonial es educado, cortés, refinado, sensual, comunicativo, sociable, feliz y alborozado. En cuanto a los socios, existe complementación y apoyo mutuo, encontrándose los puntos de equilibrio con facilidad.

En sentido desarmonioso, el matrimonio se caracteriza por las indecisiones, la banalidad y las alegrías superfluas seguidas de estados melancólicos, así como la sensualidad cursilona y veleidosa. En lo que se refiere a las asociaciones, la falta de definición y de austeridad puede generar problemas.

CÚSPIDE DE LA CASA VIII EN EL LEÓN

La transformación personal pasa por la activa creatividad, el amplio corazón, la nobleza y la sinceridad. Podemos hablar de que la conexión interna con la individualidad puede ser muy solar y expansiva. En sentido disonante, las pruebas duras que afectan al carácter y que hacen sufrir por la muerte de apegos (casa VIII desarmónica) se basan en el orgullo, la autosuficiencia, el egocentrismo y al afán por lucirse y ser reconocido.

CÚSPIDE DE LA CASA IX EN LOS PECES

La filosofía de la vida se basa en la fe en algo trascendental, funcionando la mente superior más que nada por inspiración o iluminación directa. El ideal a alcanzar es la tranquilidad espiritual, la abnegación y la humildad.

En el lado desarmonioso, la idea general de la vida se puede tornar escurridiza, engañosa, basada en espejismos, quizás fanática, supersticiosa y evasiva.

CÚSPIDE DE LA CASA X EN EL SIGNO DEL CANGREJO

El ambiente social y profesional con el que se conecta es más bien familiar, de relaciones afectuosas, sensible psíquicamente y lleno de imaginación.

En el lado desbalanceado, el ambiente socio-profesional se vuelve lunático, falto de disciplina, susceptible, sentimentalón y bastante dependiente de caprichos personales.

CÚSPIDE DE LA CASA XI EN EL SIGNO DE LOS GEMELOS

El ambiente general de las amistades y las asociaciones es de carácter intelectual, adaptable, de palabra, con multiactividades, pensador y quizás algo comerciante.

En el lado disonante, el mencionado ambiente se caracteriza por las envidias, el racionalismo superficial, la falta de continuidad y el nerviosismo.

CÚSPIDE DE LA CASA XII EN EL SIGNO DEL TORO

Las conductas subconscientes son de carácter estabilizador, tesonero, práctico, sensual y fiel.

El temperamento subconsciente es rutinario, cabezota, falto de flexibilidad, celoso, comodón y buscando la satisfacción de placeres físicos.

CÚSPIDE DE LA CASA II EN EL SIGNO DEL CARNERO

Al ambiente general del manejo del dinero y las propiedades es enérgico, con escenas de mando decidido, con iniciativas valerosas y con firme determinación.

El ambiente general del dinero y las bases materiales es temerario, con decisiones al todo o nada, con enfrentamientos radicales y con inclinación a la agresividad.

Comentario Final

Si se capta bien la idea general de este sistema, la práctica puede resultar bastante sencilla, pero de todas formas ya veremos cómo enclavar estos datos en el sistema universal de interpretación (SUI), lo cual comentaremos más adelante.

Tendremos que tratar próximamente de qué depende que el signo en la cúspide de una casa deje traslucir a ese sector terrestre sus cualidades armónicas o, por el contrario, las desarmonizantes.

Este es un tema que trataremos en el próximo apartado, pues para ello debemos de estudiar un poco a fondo el significado de los regentes de las casas.

 

 

 

es Spanish
X