Saltar al contenido

Curso de Astrología

Neptuno

Neptuno

Tabla de contenidos

Introducción.

Al estudiar a Neptuno penetramos con vigor y profundidad en el maravilloso, complejo y, al mismo tiempo, racional simbolismo planetario.

A cada planeta le corresponden múltiples significados: una gama de influencias, personajes, lugares, situaciones, acciones, etc., que no van unidos al mismo símbolo por mera casualidad, sino por leyes cuya manifestación vemos en la vida diaria.

Ahora nos resta saber qué términos de la escala de atributos vamos a escoger al interpretar de manera concreta al planeta, y esto dependerá de su situación en signo y de sus relaciones con los demás astros (esto se tratará en el nivel de interpretación de la asignatura).

Un planeta puede vibrar según mil y una tonalidades y de ahí que, de acuerdo a su estado, tengamos que escoger el significado oportuno.

Neptuno es la octava superior del planeta del amor, Venus, y simboliza el MISTICISMO (palabra-clave) y el amor total.

Relaciona a los fenómenos del plano astral, por lo que su margen de influencia va desde la magia blanca a la magia negra.

Por un lado, da la alta espiritualidad y la comprensión de la frase bíblica: “Dios está en el cielo, en la tierra y en todo lugar”; y también crea la inspiración del artista, “cuyo mérito no solo está en poder subir, sino también en saber bajar”.

En el otro extremo están el intento de evasión y la hipersensibilización del cuerpo astral mediante métodos que traen luego sus funestas consecuencias, tanto físicas como mentales: alcohol, drogas, etc., así como ciertas prácticas de carácter psíquico inferior.

Neptuno a veces lleva al suicidio o a muertes extrañas, como también a las perversiones sexuales o a los desequilibrios mentales (esquizofrenia, neurosis, etc.).

Se han de evitar influencias psíquicas perjudiciales, personificadas a veces en malas compañías, porque Neptuno aporta demasiado sentimiento de comunidad psíquica o de absorción de las atmósferas psíquicas, en detrimento de la autoconciencia.

Da hipersensibilidad y excesiva pasividad externa, que llevan al ensueño, la regresión, el engaño, los amores platónicos que nunca se realizan, etc.

Pero la vibración de Neptuno trae reveses misteriosos y de ahí: si cuando todo es caos, neurosis y fraude a nuestro alrededor nos mantenemos rectos, los planos superiores llegan a recobrar su equilibrio, generando más humildad en los egoístas, haciendo mentirosos engañados, desequilibrando a los que crean desequilibrios y proporcionándonos un sentimiento más universal de las cosas.

Es la LEY DEL KARMA, que nos maneja por medio del SUBCONSCIENTE, otras dos palabras-clave de este interesante planeta.

Explicación psicológica complementaria.

Neptuno es el planeta que más matices tiene, debido a sus propias características de plasticidad, moldeabilidad, etc. y, también, a su aureola de MISTERIO. Igual que Urano rige la esfera mental superior, Neptuno se relaciona con el PLANO ASTRAL O EMOCIONAL. Pero también la Luna y, Venus hasta cierto punto, dominan la emotividad, por lo que Neptuno ha de tener algo diferente para ser tan especial.

Lo que le influye a la persona con un gran componente de Poseidón es que posee la característica de la INTENSIDAD Y LA PROFUNDIDAD EN LA EXPERIENCIA PSÍQUICA, lo cual le puede llevar a cinco caminos principales: la VIDA ESPIRITUAL, EL ARTE, EL OCIO, LA EVASIÓN mediante NARCÓTICOS y las PRÁCTICAS PSÍQUICAS INFERIORES, aparte de la SUPERSTICIÓN.

En el primer caso, los hombres y mujeres neptunianos tienen unas VIVENCIAS INTERNAS MUY RICAS Y SUTILES, las cuales les llevan al RECOGIMIENTO, el AISLAMIENTO y la INTROSPECCIÓN.

Su motivación es la REALIZACIÓN DE UN ESTADO DE PLENITUD ESPIRITUAL que no tiene por qué estar relacionado con una religión particular, pues estas personas saben que, en sus bases tradicionales, todas las religiones son iguales. Más bien se trata de una vivencia mediante la experiencia personal de lo que se da en llamar de diferentes formas: DIOS, ENERGÍA UNIVERSAL, COSMOS, LA DIVINIDAD, etc.

En el escalafón neptuniano más desarrollado, el cual es muy difícil de alcanzar, el hombre se convierte en un INSTRUMENTO CONSCIENTE DE LAS LEYES NATURALES, para lo cual antes ha de disolver su personalidad superficial.

Así puede identificarse con su verdadera individualidad, ser un hombre realmente libre y actuar voluntariamente como un eslabón en la realización del PLAN DIVINO que rige la vida total. A partir de aquí, iremos descendiendo gradualmente en la escala vibratoria del planeta, llegando ahora al MÍSTICO o el RELIGIOSO que busca el ÉXTASIS, el HUMILDE SERVICIO y la REDENCIÓN.

Luego pasamos por el SANTURRÓN, el SECTARIO, etc., cuyos fines son salvar almas perdidas y perseguir a los que no quieren salvarse.

El siguiente escalón podría ser el de los que gustan de todo tipo de temas raros y exóticos, introduciéndose en prácticas psíquicas por mera evasión, por presumir de “poderes” o por falta de conexión y equilibrio en relación con su realidad personal.

No olvidemos que no todo lo que normalmente se enclava dentro de la palabra ocultismo es necesariamente sano para la vida espiritual del individuo. Como en todo existen niveles y no son pocas las personas que por imprudencias o por falta de conocimientos llegan a desequilibrarse psíquicamente por un afán mal encauzado de meterse en el mundo de lo invisible, lo sobrenatural, lo desconocido…

Para terminar, los bajos SUPERSTICIOSOS y los MAGOS NEGROS se encuentran en el extremo inferior de la escala. Estos últimos sobre todo usan sus “poderes” para fines egoístas poco confesables.

En lo que denominamos camino del ARTE (segunda vía neptuniana) hay una amplia gama que va del ARTISTA INSPIRADO y EQUILIBRADO, pasando por el ARTISTA DESEQUILIBRADO, hasta el que hace arte utilizando excitantes y estimulantes en su labor de “búsqueda de la estética y la belleza”.

En este último caso, lo que al final no queda ni bello ni estético es el propio artista. Queda claro entonces que el músico, pintor, poeta, etc. que penetra en las esferas psíquicas superiores debe saber salir de ellas y no quedarse “colgado” como de un perchero del que no sabe bajar, pues se trata más bien de “poner la cabeza en el cielo y los pies en la tierra”.

La tercera posibilidad para desplegar la energía de Neptuno es la del OCIO. Recordemos que este planeta es la octava superior de Venus (la diversión). Realmente, las VACACIONES como fenómeno de masas tienen apenas un siglo de existencia.

La tensión acumulada en la época del trabajo o del estudio conlleva una necesidad de liberación que consiste, en primer lugar, en romper la monotonía y, luego, en llenar los sentidos de estímulos agradables y placenteros. La HOSTELERÍA, el TURISMO, etc. y ciertas diversiones modernas, están controladas por Neptuno.

El cuarto punto a tratar es la EVASIÓN mediante ALCOHOL y DROGAS principalmente. Estos estimulantes ponen al sistema nervioso a un ritmo de funcionamiento al que no está acostumbrado, por lo que después de la euforia viene la tristeza.

En el cuerpo físico son hasta cierto punto conocidos sus efectos, aunque su acción concreta sobre los neurotransmisores cerebrales no está del todo dilucidada. Pero las consecuencias en el cuerpo astral o psíquico, no por menos conocidas oficialmente, son menos perjudiciales.

Este cuerpo sutil del ser humano está constituido por partículas energéticas más finas que las halladas hasta hoy por la ciencia. Precisamente por ello son el origen del sentimiento y la emotividad los cuales, para el sentido común, deben ser algo más que unas “cosquillitas” en el cerebro o, en términos científicos, algo más que potenciales de acción, transmisión de impulsos nerviosos o liberación de neurotransmisores.

Este es un tema científico-filosófico, pues esas “cosquillitas” o percepciones de los estímulos que llegan al cerebro como impulsos nerviosos, han de hacer cosquillitas en algo. Los materialistas quizás dirían que esos impulsos los transmiten las neuronas aferentes (que llegan al cerebro) y las cosquillitas las sienten las neuronas de interconexión de las áreas superiores del cerebro.

Pero los esoteristas dicen que los impulsos nerviosos son la manifestación física de, en este caso, las emociones en sí. La psiquis humana reside en el cuerpo astral, capaz de resumir y transformar las sensaciones perceptivas físicas en emociones, porque el cuerpo astral está compuesto de partículas de las cuales está hecho a su vez el cuerpo físico.

Es decir, las emociones, aun cuando tienen su correspondencia en lo corporal (sistema nervioso, endocrino, etc.), son partículas astrales con diferentes vibraciones, pues solo así se explican las infinitas posibilidades de intensidad, duración, calidad, etc. que tienen las emociones humanas.

Volviendo a nuestro tema, el alcohol y principalmente las drogas dañan tremendamente al cuerpo astral, debido a la enorme sensibilidad de este, lo cual puede producir daños difícilmente reparables, o efectos con posibilidades de ser remediados pero con grandes sufrimientos por parte del individuo afectado.

Tanto el alcohol como las drogas aumentan de forma anormal la percepción del plano astral medio-alto en los primeros efectos, produciendo sensaciones de gran placer, similares a las de ciertos sueños o a la experiencia sexual; pero en la segunda etapa viene el efecto de rebote, pues el evadido se “saltó las tapias del cielo” sin haberse ganado ese estado.

Su cuerpo astral se va deteriorando con los años y llega un momento en que está consciente o inconscientemente de manera frecuente en contacto con los planos astrales inferiores, los cuales no son agradables ni para los animales. Los casos extremos son los del delirium tremens del alcohólico o el de las visiones del drogadicto, que son reales en el plano astral, aunque no sean percibidas por el que está en un estado normal.

Solo queda decir que la recuperación y reparación del cuerpo astral es tanto o más dolorosa y lenta que la del cuerpo físico. Esto sucede por un sencillo motivo: la sensación de dolor “se siente” en el cuerpo astral.

Para finalizar, aun cuando ya hemos mencionado algo sobre el quinto aspecto de Neptuno, haremos un breve comentario sobre las PRÁCTICAS PSÍQUICAS INFERIORES.

Son bastante arriesgadas y poco recomendables. Muchas prácticas hoy son comunes debido a la explosión habida de literatura pseudo esotérica.

Esta afición al PSIQUISMO como entretenimiento o simple curiosidad puede llevar a desequilibrios psicológicos bastante intensos. Entre estas prácticas psíquicas se encuentran el viaje astral forzado; los rituales de magia roja, gris o negra; la invocación a entidades astrales inferiores, la brujería, etc.

Probablemente, el lector pensará que se pueden desarrollar cualidades supra normales de forma natural, y efectivamente así es, pero ello ha de ser como resultado de un proceso de autoperfeccionamiento comenzando por lo más elemental y no como una persecución de poderes y cualidades extrasensoriales.

Esto último sería lo mismo que forzar excesivamente la capacitación intelectual de un niño por encima del ritmo natural que marcan las leyes del desarrollo biológico y psicológico de acuerdo a la edad.

De esta manera, es posible desarrollar armónicamente cualidades de TELEPATÍA, CLARIAUDIENCIA, CLARIVIDENCIA, INTUICIÓN, INSPIRACIÓN, etc. pero respetando las leyes y formando un nivel de conciencia interno capaz de dar salida creativa a las mencionadas capacidades.

Pasamos a continuación a explicar algunos temas que están también relacionados con Neptuno.

En primer lugar, Poseidón, por ser octava superior de Venus, está relacionado con el AMOR MÍSTICO UNIVERSAL, lo cual se ha dicho ya. Pero también da la tendencia a los AMORES PLATÓNICOS que casi nunca se realizan, así como a los consecuentes ENGAÑOS Y DESENGAÑOS SENTIMENTALES.

Neptuno en mal estado provoca críticas casi encubiertas, CHISMORREOS Y MENTIRAS alrededor de la persona, normalmente como un medio para presionarla a hacer algo. Es, por tanto, el planeta de la EMBOSCADA y los FRAUDES. Igualmente, se relaciona con los ESPÍAS y TRAFICANTES.

La MENTIRA y los MENTIROSOS están bajo la dependencia de Neptuno. Aquí podemos encontrar la explicación de por qué las personas que usan drogas o alcohol son tan huidizas y mienten tanto. La mentira en general se debe a una disociación entre el yo y el ambiente, la cual el sujeto pretende ocultar a sí mismo (AUTOENGAÑO) o a los demás, mostrando una falsa personalidad.

Terminando con esta larga, pero necesaria exposición sobre Neptuno, comentemos otras de sus palabras-claves: SUBCONCIENCIA, IMAGINACIÓN SIN LÍMITES, PASIVIDAD EXTERNA Y AISLAMIENTO.

Hoy en día a muchos no les gusta utilizar la palabra subconsciente, pero en realidad es lo mismo decir memoria almacenada que, en el caso de Neptuno, se refiere a memoria de estados emocionales y psíquicos profundos. Lo que está claro es que todo lo que podemos recordar no lo recordamos a la vez porque, si así fuera, no podríamos soportar tanta información.

Por tanto, la capa de la memoria que podemos recuperar fácilmente la podemos llamar preconsciente. El subconsciente ya amalgamaría tanto datos concretos de más difícil acceso como experiencias emocionales, hasta llegar al estrato del inconsciente, que entronca con la memoria instintiva, biológica, generacional, colectiva, etc.

Sucede para el esoterismo y algunas escuelas de psicología profunda que el subconsciente está en parte fuera de nuestro control voluntario, especialmente en aquellos datos y experiencias que difícilmente acceden a nuestra conciencia. Es decir, el subconsciente profundo o inconsciencia tiene un funcionamiento propio, aun cuando en esencia seamos una unidad.

En síntesis, hay personas que se sienten angustiadas porque esa parte de su mente está un poco revoltosa y fuera de su control. De este modo están inquietas y sus estados de ánimo se ven muy afectados por esa presión “que no se sabe de qué viene”.

Es algo similar a cuando sentimos un dolor de cabeza difuso y luego pensamos que ese malestar proviene de la zona de la garganta, por lo que creemos que esta está irritada. Por último, descubrimos con un nuevo esfuerzo de interiorización que el dolor se debe exactamente a que las muelas del juicio están haciendo presión hacia arriba para colocarse en su sitio.

La LUCHA INTERNA por encontrar el equilibrio psíquico está facilitada o entorpecida por Neptuno. Pero el concepto de la memoria abarca el recuerdo, normalmente inconsciente, de experiencias de vidas o etapas evolutivas anteriores. Esto no quiere decir que los detalles estén memorizados o almacenados, pero sí lo esencial o el resumen de esas innumerables experiencias acumuladas.

Neptuno, además, da una tendencia marcada a la PASIVIDAD EXTERNA y el AISLAMIENTO.

Igualmente, ha de saber Ud. que los diferentes DESEQUILIBRIOS MENTALES y EMOCIONALES, así como las DISOCIACIONES DE LA PERSONALIDAD, están también regidos por Neptuno. Así, la ESQUIZOFRENIA, la NEUROSIS, etc., se estudian por las diferentes posiciones de este planeta.

Y, para terminar, Poseidón también da en ciertas situaciones la HOMOSEXUALIDAD y las relaciones sexuales enrevesadas.

Mitología.

Hijo de Cronos y de Rea, hermano de Zeus y de Hades.

Poseidón vive en un maravilloso palacio en el fondo del mar (subconsciente) cerca de la costa. Cuando Neptuno sale de allí, lo hace montado en un lujoso carro tirado por delfines.

A su paso es anunciado por los Tritones, los cuales hacen sonar una concha que se escucha por doquier. Con el tridente tiene el poder sobre los peces, los monstruos marinos, los maremotos, las tormentas (sentimentales, psíquicas…) en el mar, etc.

Su corte la forman Tritones, Nereidas, Náyades, etc.

En su juventud, Poseidón había tramado junto a Atenea y Juno una conspiración contra Júpiter. Este le arrojó del Olimpo y le relegó a la condición de simple mortal durante un año. En la tierra ayudó a Lamedón a levantar los muros de Troya, participando en la construcción de fuertes diques que contuvieran la furia de las olas.

Reconciliado con su hermano, Neptuno gobernó con esmero el reino que se le había confiado: los mares y los océanos. Quiso casarse con Anfítrife, ninfa muy bella hija de Océano. El padre aceptó la propuesta de Neptuno, pero su hija lo vio repugnante por su aspecto: formas carnosas, barba viscosa, desordenada melena, etc. Solo la habilidad y la elocuencia de uno de sus delfines pudo convencer a la ninfa y, al fin, el matrimonio se realizó.

De su esposa legítima no tuvo hijos, pero sí de otras mujeres, tanto diosas como mortales. No dudó hasta de unirse a la horrible Medusa. Sus hijos fueron monstruosos, simbolizando las fuerzas negativas que puede desplegar el planeta.

Platón nos dice que Poseidón tenía en la Atlántida un templo en el que había una representación suya, en la cual estaba en un carro tirado por caballos marinos y rodeado de cien Nereidas montadas en delfines.

Explicación Esotérica complementaria.

Neptuno quiere una elevación a los reinos de la mística y la espiritualidad, pero, ¡cuidado!, porque también simboliza el engaño. No hay nada más fácil que engañar, ser engañado o engañarse a sí mismo en lo que a las facultades psíquicas se refiere.

Poseidón puede dar la paz y el recogimiento del espíritu o crear las más absurdas y caóticas tormentas de la psiquis. Si pretendemos llegar a mayores estados de conciencia como ladrones, como ladrones seremos expulsados de esos niveles. La enseñanza o experiencia neptuniana consiste en la necesidad de entender el Todo y sus leyes de forma natural y gradual, pero no con artificios.

El camino más sencillo es penetrar las reglas del Plan Cósmico, respetarlas y usarlas. Pero que quede bien claro que, si las vamos a utilizar, también lo habremos de hacer con las cualidades estéticas, sensibles, de profundidad, de entrega, de humildad y de inspiración de Neptuno.

Notas Astrológicas.

Su color simbólico es el GRIS PLATA.

El metal es el neptunio.

Significado Abstracto.

Cualidad NEPTUNIANA: Cualidad CONTRARIA:

Lo intangible Lo sensorial Amor celeste Amor terrestre Facultades ocultas Facultades físicas Fantasía Realidad Hiperpasividad Acción Caos Lógica Irracionalidad Racionalidad Plano astral Plano físico Religión Ciencia Disolución Individualismo Integración Separatividad Revelación Búsqueda Espiritualidad Materialismo Purificación Involución Reorientación Perdición Fe Investigación psíquica Verdad Duda Estética Fealdad Evasión Monotonía Vacaciones Trabajo

Psicología del Planeta en estado armónico.

Cualidad ARMÓNICA

Místico Profético Elevado Filántropo Emotivo Inspirado Plástico Comprensivo Psíquico Humilde Receptivo Sacrificado Respetuoso Humanitario Romántico Creativo Surrealista Complaciente Pacífico Cálido Espiritual Amistoso Recogido Imaginativo Contemplativo

 Psicología del Planeta en estado desarmónico.

Cualidad DESARMÓNICA

Hipersensible Confuso Susceptible Supersticioso Perverso Traicionero Primitivo Fraudulento Drogadicto Neurótico Alcohólico Hechicero Indolente Desequilibrado Inestable Falaz Inseguro Hiperfemenino Desconfiado Demente Aislado Enigmático Acomplejado Mentiroso Quimérico Depravado Soñador Chismoso Brujo Vicioso Misticón

 Aspecto Físico.

Formas carnosas, labios gruesos, ojos llorosos, frente ancha y andar bamboleante, con los brazos caídos.

Analogías.

Arquetipo Esquizofrenia Subconciencia Enajenación mental Inconsciencia colectiva Suicidio Karma Evasión Pasado Devaneo Regresión Alcoholismo Dolor Toxicomanía Redención Venenos Adoración Alcohol Trascendencia Engaño Éxtasis Intriga Iluminación Traición Más allá Viaje Presentimiento Cambio Clariaudiencia Turismo Corrientes astrales Ocio Fenómenos psíquicos Lujo Sugestión Inspiración artística Influencia psíquica Teatro Magia blanca Cine Magia negra Poesía Religión Drama Visiones Pintura Espejismos Música Crisis Danza Confusión Mar Superstición Niebla Locura Aguas subterráneas Homosexualidad Espionaje Vicios

 Personajes y lugares.

Artistas Navegantes Guionistas de cine Pescadores Enfermos Contrabandistas Clérigos Psiquiatras Ocultistas Hoteleros Médiums Manicomios Espiritistas Hospitales Traficantes de drogas Bares Tiendas de alcohol y tabaco

es Spanish
X